Cuando hablamos de Ley de Fitts estamos haciendo referencia a un modelo que se basa en el movimiento humano. Es una especie de modelo matemático que consiste en tratar de calcular el tiempo que tarda una persona en realizar una acción, mediante el cual podemos mejorar cualquier interacción existente entre hombre y máquina.

La Ley de Fitts por un lado nos ayuda a comprender el diseño de interacción web, haciéndolo más sencillo, y por otro nos ayuda a optimizar y perfeccionar en la medida de lo posible todas nuestras decisiones. Es decir que mediante este modelo podremos tomar decisiones correctas antes de diseñar nuestra web o antes de hacer una auditoría sobre esta.

Hay una serie de conceptos que quizás antes no valorásemos o no les diésemos la importancia que merecen, pero con este modelo vemos que no debe ser así:

–       El tamaño y la posición son importantes y mucho para los usuarios de nuestra web. Los botones que consideremos que sean clave en la web, que desemboquen en una conversión o una acción importante para nuestros objetivos por parte de los usuarios, deben ser más grandes, incitar a que el usuario haga clic. Y además estos deben colocarse lo más cerca que podamos de la posición previa del cursor.

–       El ancho de los botones es relativo. Para establecerlo debemos hacer una predicción sobre cuáles son los movimientos más probables que realicen los usuarios con el cursor del ratón (cuál será el recorrido útil y en función de ello colocar nuestros botones de enlaces).

Ley de Fitts

–       Los menús en jerarquía deben mostrar las opciones (las subcategorías) cerca de la posición original, es decir sin cambiar la dirección de desplazamiento cuando hacemos clic. Lo mejor es que al pinchar en una categoría aparezca el menú de las subcategorías justo debajo de esta.

–       El diseño de nuestra web debe ser acorde a los gustos y preferencias de los usuarios, que les facilite la navegación en todo momento.

En conclusión, la Ley de Fitts, nos intenta dar algunas directrices de usabilidad para adaptar nuestra web a los usuarios y conseguir incrementar así nuestros beneficios. Debemos aumentar el tamaño de los enlaces aunque tampoco en exceso, y cuando no podemos o no queremos aumentar el tamaño podemos optar por colocarlo más cerca (ya que la distancia también es una variable importante en este modelo).