La mayoría de las personas a día de hoy y en pleno auge de las tecnologías conocemos lo que es un hashtag, esa etiqueta formada por varias o caracteres que van colocados detrás de una almohadilla (#).
Su uso es principalmente el etiquetado en las redes sociales como Twitter:
Hashtag en Twitter
La historia de este método de etiquetado surge en Agosto de 2007 para ser usado en Twitter. El primer hashtag público en esta red fue #sandiegonfire para comentar los sucesos de los incendios forestales que ocurrieron en octubre de 2007.
Se populariza en Octubre del mismo año con el incendio de San Diego, y Twitter decide en Julio de 2009 establecer links con todas aquellas palabras que vayan precedidas de la almohadilla. En 2011 Instagram incluye este etiquetado a su red social y Audi lo utiliza en enero para hacer un anuncio para la Super Bowl.
En Octubre de este año es Google Plus quien se une a esta tendencia añadiendo hashtags a sus posts. En Junio de 2012 Twitter hace su primer anuncio en TV destacando el uso de hashtags en la red social. En Enero de 2013 es Vine quien se une al uso de las etiquetas en su red social, y la Super Bowl emplea estas en todos sus anuncios. En Marzo del mismo año Flickr comienza a usar los hashtags pero solo para su app de IOS y en Junio es Facebook quien decide incluirlos para los usuarios de su red.
hashtag
En un hashtag solemos usar mayúsculas y minúsculas aunque muchas personas emplean la mayúscula al inicio de cada palabra que compone la etiqueta para que se lea mejor.
Los estudios demuestran que los contenidos de Twitter que van etiquetados con algún hashtag tienen un mayor porcentaje de posibilidades de ser compartidos. Hoy día cada vez son más las redes sociales que se unen al uso de este, como Facebook, Instagram o Google+.
Es mayor el porcentaje de usuarios que emplean este método de etiquetado mediantes desde dispositivos móviles que el de aquellos prefieren hacerlos desde los ordenadores.
Como empresa los hashtags nos pueden traer muchas ventajas, ayudándonos a conseguir conversiones. Podemos construir nuestra propia marca, definir un hashtag nos ayudará a que la gente hable de nosotros (engagement).
También nos permite poner en marcha una campaña, definir una etiqueta para una campaña que nos permita generar contenido exclusivo para el usuario. Y podemos conseguir popularidad siguiendo tendencias y generando contenido para aquellos hashtags más relevantes.